La Gendarmería desalojó la planta de PepsiCo. Efectivos de la Gendarmería Nacional tomaron el control de la planta de la empresa PepsiCo Snacks, ubicada en Florida, partido bonaerense de Vicente López, poco antes de las 10 horas, luego de reprimir a un grupo de trabajadores que se resistía a dejar el establecimiento que cerró sus puertas.

 

En medio de un gran operativo con agentes de Gendarmería Nacional y carros hidrantes que cortaron las calles aledañas a la planta ocupada, se inició el desalojo de la planta poco después de las 8 de la mañana por orden de la jueza Andrea Rodríguez Mentasty.
A las 10 de la mañana el dirigente socialista Luis Zamora,  acompañó la salida de los trabajadores que fueron desalojados y, en breves declaraciones a la prensa, expresó: “Ahora se sigue peleando afuera”.  
Zamora dijo que su presencia y de otros dirigentes políticos permitió dar las garantías para la salida de los trabajadores de la planta. “Estábamos garantizando que no se los reprimiera adentro y ellos decidieron salir si estábamos nosotros”.
Por la madrugada la Gendarmería reprimió salvajemente a los trabajadores y las trabajadoras de la planta de Pepsico, ubicada en Vicente López. Esta empresa multinacional tuvo ganancias extraordinarias en el último año y ahora quiere cerrar sus puertas, dejando en la calle a cientos de familias en un contexto de despidos a lo largo y ancho del país.
El gobierno de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal es responsable por esta nueva represión, que refleja la falta de voluntad de diálogo de Cambiemos con aquellos y aquellas que están sufriendo en carne propia las consecuencias de este ajuste que recién empieza.

La Matanza - No al Dengue