Tras los discursos de los tres secretarios generales que conducen la CGT, Carlos Acuña, Oscar Schmid y Héctor Daer, en ese orden, y ante la falta de definición de la fecha del paro general de 24 horas anunciado, se iniciaron incidentes, con corridas, insultos y desórdenes entre un grupo que pedía una fecha concreta y algunos sindicalistas, como Pablo y Facundo Moyano, que debieron ser defendidos por militantes de Camioneros.

La tensión que hubo en el acto se evidenció sobre todo cuando Héctor Daer dio su discurso, el que fue abucheado en varias partes, sobre todo cuando no puso una fecha de un paro nacional, y hasta cometer el furcio de que la huelga general se haría "a fin de año".

La zona del palco terminó copada por diferentes grupos y hasta la avenida 9 de Julio, desde la Diagonal Sur, siguieron los incidentes, con corridas y empujones.

El secretario general de la CGT Héctor Daer responsabilizó "a gente del municipio de Berazategui" por los disturbios que marcaron el final del acto convocado por la central obrera y sostuvo en declaraciones a la prensa que "lo que buscaron fue enturbiar una movilización que convocó a casi 800.000 personas".

Sin embargo en otros gobiernos la CGT no ha dudado ni cedido demasiado para parar el país. Las medidas de ajuste que está teniendo el gobierno de Mauricio Macri son ineludibles. El descontento fue general y los cánticos "ponpe la fecha la p... que te parió" envolvieron la desconcentración de la marcha.

gripe