El sábado 10 de septiembre del corriente año, se llevo a cabo el encuentro regional de mujeres n° 19, en la escuela Manuel Dorrego, en Morón.

por Nancy Roldan

El sábado 10 de septiembre del corriente año, se llevo a cabo el encuentro regional de mujeres n° 19, en la escuela Manuel Dorrego, en Morón. Asistí con mi nena de 8 años, fue nuestra primera vez en un círculo de mujeres tan grande. La experiencia fue maravillosa, habían pasado 10 minutos de estar ahí, y ya me estaba lamentando de que durase solo un dia. Una gran cartelera en la entrada te informaba en que horario y aula se dictaba cada charla y taller (eran 31 en total), en los cuales se trabajaba sobre algunas de las problemáticas que afectan a la mujer, como ser la Violencia, Trabajo, Organización Comunitaria, Aborto, Salud, Feminismos, Educación, Sexualidades, Derechos Humanos, Vivienda,etc.

El ingreso estaba restringido para los hombres, excepto por unos jóvenes que estaban a cargo de la guardería/espacio recreativo. La sensación al dejar a los chicos a su cargo era placentera, un poco porque vestían unas remeras con el lema: "ni machos, ni fachos", pero mas que nada, porque todo el espacio estaba vidriado, lo que nos permitía observar todo el tiempo todo lo que estaba sucediendo. Tras recorrer la colorida feria que se estaba armando en el patio verde y enorme, (y encontrarnos con una amiga que nos acompaño toda la jornada), les propuse participar, junto conmigo, de un taller vivencial de A.S.I (abuso sexual infantil), puesto que las 3 habíamos sido víctimas de esta situación horrible, (las 3, si, y no es casual, el A.S.I afecta a 1 de cada 4 mujeres). 

Una mujer adulta con la voz quebrada hasta alcanzar el llanto al rememorar el abuso sufrido en su infancia -una mujer joven con la cara empapada de lágrimas diciendo:"porque si yo hubiese sabido que mi cuerpo era mio, que podía decir: NO!, podría haber enfrentado esa situación de otra manera... -yo, expresando mi opinión, y mi voz quebrandose, contra mi voluntad, al sentir el dolor, la impotencia que vuelve cada vez que traemos ese recuerdo al presente. Que cuando un niño/a cuenta que fue o esta siendo abusado, muchas veces no les creen, que los niños no saben como reaccionar cuando un adulto les hace cosas,(o les hace hacer cosas),que los hacen sentir mal. La importancia de hablarle a los chicos de la posibilidad de una situación de abuso por parte de un adulto , que su cuerpo es suyo, que les creemos, que su voz es escuchada, que los apoyamos.  A las 17 hs las mujeres salían a la calle a marchar. Yo decidí emprender el regreso a casa con mi nena, e ir repasando un poco lo que habíamos experimentado, y sobre todo, el proposito de esa jornada compartida. Hablamos de la lucha que la mujer viene llevando adelante todos estos años, del empoderarse nuevamente, de recuperar todo aquello que le fue arrebatado por la fuerza. Mi hija me dijo:"a mi me gustaría que la mujer no tenga mas poder que el hombre, ni  el hombre tenga mas poder q la mujer, me gustaría que los dos estén iguales". ¡A mi tambien!, le dije, pero como en la balanza los hombres están alla arriba, las mujeres tenemos que hacer este esfuerzo y luchar para estar iguales...

gripe