Octubre fue un mes donde nos hicimos escuchar mujeres y colectivos LGBTI: más de 90 mil personas en las calles marchamos en el cierre del 31° Encuentro Nacional de Mujeres, en Rosario; y el pasado miércoles por primera vez realizamos un Paro Nacional de Mujeres, donde nuevamente gritamos #NiUnaMenos, después del Femicidio de Lucía, de 16 años, sucedido el mismo fin de semana del Encuentro Nacional de Mujeres, en la localidad de Mar del Plata

El reclamo tomó importancia a nivel regional. Al mismo tiempo que nos movilizábamos en distintas provincias, en varios países mujeres y diversas organizaciones se solidarizaron, saliendo a la calle remarcando que la discusión sobre la Violencia que se ejerce hacia nosotras y hacia los colectivos LGTBI no tiene fronteras.

No es menor que el mismo día en que las mujeres paramos una hora en nuestros trabajos, en nuestras facultades, en nuestras escuelas, en nuestros territorios, y que más de 100 mil personas nos movilizamos a nivel nacional, el macrismo decidió eliminar, a través de un proyecto de ley, la única Unidad Fiscal especializada en investigación de violencia contra las mujeres y LGBTIs (UFEM) que preside la procuradora general Alejandra Gils Carbó. 

A su vez, hace pocos meses la gestión de Maria Eugenia Vidal en la provincia de Buenos Aires dejó sin funcionamiento los dos refugios para mujeres en situación de vulnerabilidad y peligro a causa de la Violencia de Género.

“Cambiemos” tiene la voluntad sistemática de desarticular los derechos conquistados en los últimos años en materia de géneros; deslegitimando la lucha histórica que venimos construyendo entre todo el Movimiento Feminista, invisibilizando los debates e intercambios que nos empoderan; articulando a los medios masivos de comunicación y a las fuerzas policiales represivas que actúan acentuando la hegemonía del sistema machista que nos oprime todos los días.

En Octubre, el movimiento de mujeres y los colectivos LGBTI demostramos ser un espacio dinámico que crece, plantea, propone y profundiza nuestros reclamos como sujetas.

Nos hace crecer. Nos hace reflexionar. No sólo nos queremos vivas. Nos queremos libres, nos queremos empoderadas, nos queremos autónomas. Marcamos la agenda y elevamos la discusión de la pelea para seguir avanzando organizadas. Demostramos que unidas no vamos a permitir que nos arrebaten nuestras conquistas: vamos a seguir luchando, todos los días, porque estamos resueltas a ser libres pase lo que pase y cueste lo que nos cueste.

En los trabajos, en las oficinas, en las fabricas las mujeres paramos, o aunque sea nos repensamos.

En el Municipio de La Matanza, organizada por el Eje de Género de la Secretaría de Desarrollo Social de La Matanza, en el Patio Las Heras del Palacio Municipal se realizó una jornada de reflexión. En la previa, una columna de mujeres marchó por las calles de San Justo hasta arribar al lugar del encuentro.

A su vez Cintia Acosta, coordinadora del Eje Género de la Secretaría de Desarrollo Social, reconoció la importancia de la jornada “para todos los que trabajan en esto y los que no trabajan, pero que día a día acompañan, que entienden que es una sociedad de iguales donde las mujeres no somos menos que los varones, ni tampoco que somos una cosa”.

La defensora del Pueblo de La Matanza, Silvia Caprino, dijo que la institución a su cargo “articula con las organizaciones que trabajan con este tema y tenemos un programa con niños donde trabajamos los derechos del niño, para que desde chicos comprendan la gravedad de esta situación, para que el futuro sea muy distinto a este presente tan trágico que estamos viviendo en nuestro país”.

En un repleto Patio Las Heras, estuvieron presentes también las secretarias de la Producción, Débora Giorgi; de Políticas Educativas, Silvina Gvirtz; de Cultura y Educación, Silvia Francese; de la Tercera Edad, Eva Jorge; de Tránsito y Transporte, Leticia Piris; de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable, Karina Rocca; de Secretaría Privada, Liliana Yambrún; las subsecretarias de Salud Pública, Gabriela Álvarez y de Personas con Capacidades Diferentes y Previsión, Amelia Zapata; entre otras.

Doscientos veintiséis femicidios fueron perpetrados en el país en lo que va del año, de los cuales 19 se cometieron en octubre, informaron este miércoles organizaciones defensoras de los derechos de la mujeres, y advirtieron “en el último mes una mujer murió cada 21 horas por violencia machista”.

“En 10 días la violencia machista se cobró la vida de 12 mujeres”, sostuvo en un informe la organización Mujeres de la Matria Latinoamericana (MuMaLá).

La organización expresó en un comunicado que “la violencia contra las mujeres es noticia corriente en la Argentina” y manifestó que “la gran cantidad de femicidios registrados durante las dos últimas semanas vuelven a prender la señal de alarma”.

El relevamiento realizado por MuMaLá en medios digitales gráficos reveló que “se registraron en la Argentina, desde el 1ro. de enero de 2016 al 17 de octubre del corriente año, un total de 226 femicidios, femicidios vinculados y travesticidios”.

“Tan solo en el mes de octubre se registran 19 femicidios”, expresó la organización, y dijo que “en este último mes, en nuestro país, una mujer murió cada 21 horas por violencia machista”.

La vicepresidenta de la Corte Suprema de Justicia, Elena Highton de Nolasco, dijo el 3 de agosto que los femicidios aumentaron en el país en 2015, cuando se registraron 235, mientras que en 2014 se cometieron 225.

con el mismo período de 2015.

La Matanza - No al Dengue