Otra vez el nudo en la garganta y el corazón dividido en opuestos, uno murió con Micaela y vuelve a morir con cada femicidio y el otro vive y lucha, ansioso por la justicia y la victoria.
Micaela Garcia tenía 21 años, estudiaba educación física y militaba en el Movimiento Evita por una patria más justa, donde las mujeres estuviésemos vivas, ocupando los lugares que la historia nos negó por siglos.
Fue violada y asesinada por Sebastian Wagner, quien  recientemente había salido de la cárcel, antes de cumplir su condena completa por dos violaciones. El juez afirmó que fue liberado por “buena conducta”  la misma conducta que tuvo a la hora de quitarle la vida a nuestra compañera... le quito la vida  mucho antes de asesinarla, le quitó la vida cuando tomó su cuerpo como si fuese de su propiedad, cuando la lastimó y cuando la humilló, nos quitó la vida a todas, nos escupió en la cara y nos pego donde más nos duele. Y eso no tiene marcha atrás, no solo vamos a pedir justicia y asegurarnos de que la condena sea eterna sino que nos vamos a organizar aun mas, y vamos a volver a salir a las calles, por Mica y por todas. Nos encontramos el martes en Plaza de Mayo para pedir justicia, pedir por la destitución del juez Juan Carlos Alfredo Rossi y perpetua para el femicida Sebastián José Luis Wagner.

La Matanza - No al Dengue