De las 24 provincias argentinas, Buenos Aires es la mas grande en extensión. De los 135 partidos que la conforman, hay uno que por sus características en superficie, población y rol productivo se lleva toda la atención: el pago de La Matanza. En estas palabras reflexionaremos sobre su historia y las resultantes sociales para seguir fortaleciendo desde nuestro pago el entendimiento de la actualidad coyuntural. 

Por Gabino Gabriel

La importancia de la provincia de Buenos Aires trasgrede las fronteras nacionales. A nivel local, es la mitad del padron electoral y en lo productivo, principal polo industrial. El segundo en población después de San Pablo, en toda Sudamérica. Vigésimo en el mundo. Solo Bs. As. concentra este poderío y en las 23 provincias restantes, se socializan desequilibrios productivos, desigualdades sociales que impresionan, regiones mal pobladas y feudos políticos. Desde ya, la región pampeana de Entre Ríos, Santa Fe, Córdoba, La Pamba y Buenos Aires, (hoy día agrego Neuquén por Vaca Muerta), se impone parte dominante en todas las tensiones políticas que desarrollen y desplieguen el capitalismo local. Así sucede desde las guerras civiles del siglo XIX (dicho sea de paso, si se sabe del financiamiento y la hegemonía británica en los destinos del naciente país desde el puerto de Buenos Aires, ¿debe llamarse "guerra civil" a todas las batallas del período o se trataba de los primeros esbozos de la lucha por la liberación nacional?). ¿Qué hay detrás de todo esto? Historia, lucha de clases, avances y retrocesos de las clases populares y de la conformación Argentina como Nación.

Ocasionada la revolución de mayo de 1810 con sus implicancias regionales, giró el centro de gravedad comercial en todo Sudamérica. Del Alto Perú y el pacifico hegemonía española, al oceáno atlántico hegemonizado por el imperialismo británico (que venía de padecer la derrota en la Guerra de Secesión estadounidense, lo que obligó a repensar su estrategia en el continente). Por lo tanto, capitales ingleses se desplegaron por toda América Latina con la intención de construir infraestructura productiva en dirección a los puertos. Importaba solo el "mercado externo" para las oligarquías locales, idea clave para consolidar la dependencia. 

En consecuencia, desde el Golfo de México a Puerto Madero, por ejemplo, los ferrocarriles abastecían de exportaciones al capitalismo británico, por entonces, imperialismo hegemónico. Y el continente poco a poco iba tomando la fisonomía que requiria el mercado mundial, con oligarquías poderosas en los centros comerciales y periferias pobres en el mal llamado "interior" del país. ¿Pues de dónde creemos que proviene el latiguillo "interior" cuando nos referirnos al resto de las provincias argentinas que no son Buenos Aires? Justamente de la hegemonía porteña (que viene de la palabra "Puerto", que implica decir "puerta") de "abrir a la argentina al mundo", del coloniaje ideológico de Civilización o Barbarie sarmientino tan difundido actualmente en las huestes del grupo Clarín. 

Y desde entonces, todo se enmarcó dentro de esta principal contradicción Argentina: poderío porteño hegemonizado por Buenos Aires y el capitalismo mundial o conformación de una Nación integrada e inclusiva por todo el territorio y su población. ¿Acaso es casualidad que Cambiemos en el 2015 haya ganado en la provincia de Buenos Aires, Capital Federal, Córdoba y Santa Fe? Saque usted sus conclusiones. ¿Por qué razones La Matanza seguirá siendo una trinchera identitaria de los sectores populares que, en su mayoría, no renuncian a su idiosincracia tan bastardeada por el coloniaje pedagógico de las clases dominantes?

La Matanza es un gigante dormido, por siempre pago protagónico en la historia nacional. Apellidos como Villegas, los Ezcurras o Rosas, contemplan el sello de la nación argentina, y no son casualidad que sus nombres se utilicen para rutas o localidades. Los pueblos originarios, principalmente los Querandíes, le dieron sangre  y nombre a esta tierra (y también,  con sus caminatas, comunicaciones y asentamientos, fueron los que construyeron los principales barrios y carreteras del municipio. Los genocidas colonizadores invadieron y destrozaron pueblos en marcha, organizados, produciendo para vivir). Del oeste al puerto, La Matanza cruza los tres cordones del conurbano y cuánto más alejada se encuentra de Capital Federal, más rural es su población. Virrey del Pino, localidad de mayor extesión y de dónde provino el nombre del pago, es la más viva expresión. 

La Matanza, 325 mil km2, 16 localidades y tres regiones bien demarcadas: primer cordon, agua potable y cloacas, escuelas y eficiente salud pública, mayor recaudación fiscal y menor pobreza; tercer cordón del conurbano, déficit en su infraestructura educativa, de salud pública y de oferta de trabajo. En esta región cuánto más lejos se encuentran de la Ruta 3, se llega a los extremos de la nulidad de estos derechos. Saque usted la conclusión acerca de la realidad material del segundo cordón, relacionado con su forma de vida. 

Vale decir que dos quintas partes de la población nació en La Matanza. Otras dos quintas partes llegó de provincias argentinas. Uno de cada diez habitantes proviene de países sudamericanos. La patria grande y la patria chica confluyen en una tradición indígena, luchadora, urbana, rural, militante, obrera y campesina, hacia el imborrable ser colectivo de la identidad. La Matanza, pago de nuestra educación, gigante dormido que será despierto, cueste lo que cueste. 

La Matanza - No al Dengue