La biblioteca nace desde una necesidad de tener un espacio cultural en el barrio, “mi viejo siempre hizo recitales y con un grupo de pibes de diferentes bandas siempre estuvo la idea de tener un espacio para poder tocar” nos cuenta Carolina, una de las personas que lleva adelante la biblioteca, “en el 2015 yo empiezo a estudiar bibliotecología y una profesora Norma Cancino, me hizo conocer la historia de la biblioteca Constancio C. Vigil que queda en Rosario, es una biblioteca gestionada por anarquistas que en la época de la dictadura, los militares la usaron como lugar de detención. La biblioteca tiene un jardín, y un secundario, y tuvimos la posibilidad de conocerla con mi familia. Ahí tomamos la decisión de hacer una biblioteca porque quedamos fascinados. Con los libros nace todo, nace todo lo cultural y a su vez es donde podemos volcar y plasmar todo. No se tiene q perder el valor del libro físico, si bien las bibliotecas digitales son muy buenas, las bibliotecas tradicionales también.”

Desde esa inspiración, y relacionados con carreras docentes o con la educación y una cultura lectora se decidieron a llevar adelante una biblioteca popular. Para elegir el nombre hubieron varias propuestas “podría haber sido cualquier nombre relacionado con algún anarquista, porque si bien nosotros no nos denominamos anarquistas, tenemos una simpatía muy grande por el movimiento, desde mi punto de vista ser anarquista está complicado en este momento y la biblioteca no es anarquista, es un popular” es así que se decidieron por “Chinaski” como seudónimo de Charles Bukowski.

Como la idea principal estaba muy relacionada con la necesidad de tener un espacio para tocar, se realizan por lo menos una vez al mes recitales, relacionada siempre con la cultura, con los libros, con un contenido específico, con exposiciones de artes visuales, proyecciones.
Con visitas como Leandro Albani, escritor de Sudestada, Osvaldo Bayer, Marcelo Valko su acompañante historiador, y eventos de diferentes tipos con visitas de poetas, escritores, y diferentes personalidades dedicadas a la cultura, la Biblioteca Popular Chinaski festeja un año lleno de crecimiento y cultura.

El espacio cuenta con diferentes talleres que van rotando según la necesidad de la gente y la propuesta de los que quieran participar, hubieron talleres de huerta orgánica, encuadernación, yoga, clases de apoyo escolar y jornadas para los niños y niñas, charlas de todo tipo, jornadas de muchas ramas del feminismo, charlas de violencia de género, de abuso infantil, y otras temáticas que nos atraviesan. 
La biblioteca se sostiene con el apoyo d mucha gente, “en un año hicimos mucho y nos queda mucho más por hacer” conluye Carolina. 

El primer año de la Chinaski se festeja el día 23 de marzo desde las 19hs, con exposiciones, feria, poesía y música en Pacheco 571 Gonzalez Catan, teniendo la seguridad de que vienen muchísimos años más por delante.

gripe